CEA

UTILIDAD CLÍNICA

El antígeno carcinoembrionario (CEA) es una molécula altamente glucosilada. Al igual que la AFP, el CEA pertenece al grupo de los antígenos carcinofetales producidos durante el período embrionario y fetal. Se ha postulado que el CEA tiene una función en varios procesos biológicos incluyendo la adherencia celular, la inmunidad y la apoptosis.

La formación de CEA se reduce tras el nacimiento de modo que en el tejido de adultos sanos se encuentra en cantidades reducidas.

En caso de adenocarcinoma colorrectal frecuentemente se miden altas concentraciones de CEA. Los valores de CEA aumentan de forma leve a moderada en enfermedades no malignas del intestino, el páncreas, el hígado y los pulmones (p. ej. en la cirrosis hepática, la hepatitis crónica, la pancreatitis, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn).

El tabaquismo también puede llevar a valores elevados de CEA lo que debe tenerse en cuenta al interpretar las concentraciones de CEA. La determinación de CEA no se recomienda para el cribado de cáncer de la población general pues concentraciones de CEA dentro del intervalo normal no excluyen la presencia de una enfermedad maligna.

La indicación principal de la determinación de CEA es el seguimiento del tratamiento del cáncer colorrectal, la identificación de recidivas tras un tratamiento o una resección quirúrgica y la identificación y la estadificación de metástasis.

Se aconseja la determinación preoperatoria de CEA dado que brinda información pronóstica independiente, respalda el tratamiento quirúrgico y proporciona un nivel basal para determinaciones posteriores.

En pacientes agrupados en los estadios II y III, los niveles de CEA deben medirse cada 2 a 3 meses durante como mínimo 3 años después del diagnóstico. También en el seguimiento de una enfermedad avanzada, el valor CEA debería analizarse cada 2 a 3 meses.

Método

Tiempo de respuesta

Estabilidad de la muestra

Tipo de muestra

Condiciones preanalíticas

ATENCIÓN 24 HORAS

Más exámenes