Complemento 3 (C3)

UTILIDAD CLÍNICA

El sistema del complemento se activa por una vía clásica y por una vía alternativa. Ambas desembocan en una vía terminal común.

Dado que el factor C3 del complemento es el factor común de las dos vías, su concentración y la de sus productos de degradación (incluyendo C3c) sirven para indicar el grado de activación del sistema de complemento. Cuando los valores disminuyen, significa que se ha producido una activación.

La determinación adicional de C4 permite una diferenciación más precisa. Si se obtienen valores normales de C4, es probable que la activación tenga lugar por la ruta alternativa.

Se observan concentraciones disminuidas en numerosas enfermedades inflamatorias e infecciosas. Las causas principales son el lupus eritematoso sistémico (LES), la artritis reumatoidea, la endocarditis bacteriana subaguda, la viremia, las infecciones parasitarias o la sepsis bacteriana.

En presencia del factor nefrítico C3, los valores del factor del complemento C3 de pacientes con lipodistrofia parcial o glomerulonefritis membrano-proliferativa se hallan fuertemente disminuidos. Por ser C3 una proteína de fase aguda, el organismo produce mayores cantidades de C3 durante los procesos inflamatorios.

Su concentración se incrementa en enfermedades sistémicas, estados inflamatorios crónicos no infecciosos (especialmente en la poliartritis crónica) y en situaciones fisiológicas especiales (durante la gestación). En estos casos, el aumento raramente duplica el valor normal y puede ocultar una reducción del consumo del complemento.

Método

Tiempo de respuesta

Estabilidad de la muestra

Tipo de muestra

Condiciones preanalíticas

ATENCIÓN 24 HORAS

Más exámenes