FSH

UTILIDAD CLÍNICA

La hormona folículoestimulante (FSH) pertenece, junto con la hormona luteinizante (LH), a la familia de las gonadotropinas. Ambas hormonas regulan y estimulan de manera sinérgica el crecimiento y la función de las gónadas (ovarios y testículos).

 La FSH, al igual que la LH, la TSH y la hCG, es una glucoproteína que consta de dos subunidades (las cadenas α y β). En la mujer, la FSH, en combinación con la LH, estimula la secreción de estrógeno y la ovulación.

La FSH y la LH son liberadas de forma pulsátil por las células gonadotropas de la hipófisis anterior. Las concentraciones de las hormonas en circulación están controladas por hormonas esteroides a través de su retroalimentación negativa en el hipotálamo.

En los ovarios, la FSH y la LH estimulan el crecimiento y la maduración del folículo y, con ello, la biosíntesis de estrógenos en los folículos. En la mitad del ciclo, la concentración de FSH alcanza un pico, aunque en menor grado que la LH. Los valores de la FSH se elevan durante la menopausia debido a modificaciones de la función ovárica, así como por la disminución de la secreción de estrógenos.

En el hombre, la FSH induce el desarrollo de espermatogonias. La determinación de la concentración de FSH sirve para el reconocimiento de trastornos funcionales en el eje hipotálamo, hipófisis y gónadas.

La determinación combinada de LH y FSH está indicada en los siguientes casos: enfermedades congénitas con aberraciones cromosómicas, ovarios poliquísticos, causas de la amenorrea y síndrome menopáusico. En el hombre, niveles reducidos de gonadotropina indican azoospermia.

Método

Tiempo de respuesta

Estabilidad de la muestra

Tipo de muestra

Condiciones preanalíticas

ATENCIÓN 24 HORAS

Más exámenes